¡A rebosar con Victor Clavijo!

Tener la oportunidad de contar con Víctor Clavijo para mi blog fue uno de los regalos que me dejó el 2018 y hoy lo materializo como el primer post oficial de 2019.  Compartir unas horas con un actor que ha tocado tantos palos, ha encarnado a tantos personajes icónicos y que es un referente en el mundo del espectáculo daba pábulo a que no me lo pusiera muy fácil. Pero todo lo contrario, a los 30 minutos Víctor ya era un amigo más y aunque es verdad que compartimos amistades y nos habíamos visto en alguna ocasión,  fue en ese momento cuando descubrí a la persona detrás del personaje. Del exitoso “Al Salir de Clase” solo le queda el recuerdo y el cariño, una extensa carrera sobre las tablas, el cine y la televisión, como el personaje de Lope de Vega en “El Ministerio del tiempo” entre otros muchos, lo han colocado como uno de los actores más queridos de España.

1f0a8424b

¿De qué momento de tu carrera te sientes más orgulloso?

– Es difícil decirlo….me siento orgulloso del resultado de algunos trabajos, y de haber formado parte de algunos proyectos en concreto. Algunos trabajos que me han dado popularidad y otros me han dado satisfacción personal y artística, aunque no han llegado al gran público. Imagino que el éxito es cuando se dan de la mano las dos circunstancias: orgullo por el resultado y que ese proyecto lo hayan visto muchas personas. Hay trabajos a los que les tengo un especial cariño, y de esos podría destacar las películas TRES DÍAS ( F.J. Gutiérrez )  y SICARIVS, LA NOCHE Y EL SILENCIO ( Javier Muñoz ) , las obras de teatro FAUSTO ( Tomaz Pandur ) y LEHMAN TRILOGY  ( Sergio Peris Mencheta ) y las series MUJERES, EL MINISTERIO DEL TIEMPO, KARABUDJAN  y CUENTAME UN CUENTO ( el episodio LOS TRES CERDITOS ). Pero es difícil elegir un momento del que sentirse orgulloso como tal. La carrera del actor está llena de aciertos y desaciertos, y a veces se dan la mano en un mismo momento.

1f0a8956

¿Y por cual de los papeles que has interpretado te gustaría que te recordaran en un futuro? 

– Me gusta que la gente haya dejado de recordarme por el personaje que interpreté en AL SALIR DE CLASE ( Raúl ) y hayan pasado a llamarme LOPE cuando me ven por la calle por EL MINISTERIO DEL TIEMPO. Que te asocien a un personaje histórico produce una satisfacción especial, no lo puedo negar, y más aún si se debe a una serie que he admirado tanto como espectador y de la que me siento especialmente orgulloso por haber participado en ella. Pero uno aspira, por supuesto, a que le recuerden por muchos trabajos, no sólo por uno. Aunque dar en el clavo con uno ya es todo un éxito.

¿Como fueron tus inicios en el teatro.. consideras que tuviste suerte? 

– Yo empecé en el teatro amateur a los 15 años. Me enrolé en una compañía de teatro de la comarca del Campo de Gibraltar que hacía giras por la provincia de Cádiz. A los 16 años ya tenía un calendario de gira para el verano, y aunque no cobrábamos, actuábamos como si de profesionales se tratase. Yo era el más pequeño de la compañía ( Teatro Mejorana, dirigido por Carlos Galiana y el que más tarde fue durante 20 años defensor del Pueblo Andaluz, el cura Pepe Chamizo ), y hacíamos todo lo que toca hacer en una compañia independiente: descargábamos la escenografía, las torres de focos, y montábamos el escenario, actuábamos y desmontábamos todo al finalizar la actuación. Fue por aquel entonces, cuando hacía las giras de teatro con esta compañía y al mismo tiempo hacía teatro en el Instituto,  cuando decidí dedicarme a ello toda la vida. 4 años más tarde abandoné la carrera de Derecho y me vine a Madrid a estudiar interpretación en la Real Escuela Superior de Arte Dramático ( RESAD ).  Sin embargo, en Madrid empecé a trabajar en Televisión antes que en Teatro. A los 21 me enrolé en una compañía de Teatro especializada en tragedia griega ( Thiassos ) , pero iba como músico. A los 23 años hice una función en el circuito de teatro alternativo y ya no volví a hacer teatro hasta 7 u 8 años después. Todo ese tiempo estuve más dedicado a la televisión y el cine y parecía que no había manera de que a uno le llamasen del teatro. A algunos actores que nos habíamos dado a conocer por la televisión se nos ponía la etiqueta de “actores de tele”, como si ello nos incapacitase para hacer teatro ( y eso que yo había empezado precisamente en ese medio ) …y resultaba difícil entrar en el circuito profesional. Me tocó luchar contra ese prejuicio durante unos años y no se puede decir que entrase por la puerta grande en el Teatro, de modo que participé en una pequeña producción, luego en otra, luego en otra mejor… Así es para la mayoría de los actores, y yo no soy una excepción en ese sentido.

1f0a8340

¿Qué te dijeron tus padres/familia cuando les dijiste que dejabas derecho para irte a estudiar a la RESAD a Madrid? ¿Conocías a alguien en esta ciudad o viniste a la aventura? 

– Tomé la decisión de dejarlo todo y venirme a Madrid a perseguir mi sueño tras ver una actuación de Juan Diego en Granada, donde yo estudiaba Derecho. A mi padre le dije que él era un poco culpable, ya que en casa se respiraba mucho interés por el cine y el teatro ( él mismo había hecho sus pinitos como actor amateur y era un gran cinéfilo )… Mis padres lo entendieron y me apoyaron. De modo que vine a la aventura.. Viajé a Madrid para informarme sobre las pruebas de ingreso en la RESAD. Cuando llegué a Atocha, lo primero que vi fue un rodaje de un anuncio, de modo que me acerqué con mi mochila ( ingenuo de mí ) a preguntar si necesitaban actores.. Para mí aquello fue una señal. Mi primer alojamiento fue un Hostal al que iban las prostitutas de la zona con sus clientes. Al día siguiente me cambié de Pensión. En los siguientes viajes que hice a Madrid ( para hacer las pruebas de ingreso en la Escuela de Arte Dramático y para buscar alojamiento una vez me hubieron seleccionado ) me quedé en casa de un amigo pianista con el que estudié en la escuela de Música de Algeciras. Él llevaba uno años estudiando música en Madrid y me acogió en su salón unas semanas. Curiosamente su hijo ( que nació ese mismo año ) hoy es actor profesional: Rafa Ramos.

Cuéntanos acerca de tu afición a la fotografía… ¿te gusta mas estar detrás o delante del objetivo? que fotógrafos son tus referentes? ¿porqué fotografía analógica?

– La afición me viene por mis padres. Más concretamente, mi madre, estudió fotografía en la Escuela de Artes y Oficios de Algeciras… Yo estaba acostumbrado a ver cómo revelaba carretes en el baño de casa. A los 15 años tontée un poco con la cámara de mis padres, y a los 19 años fue, junto con la escritura,  mi válvula de escape en Granada, donde estudiaba una carrera que no me gustaba ( Derecho ) y echaba de menos actuar. Me dedicaba a escribir cuentos y a pasear con mi cámara por la ciudad. Cuando vine a Madrid a estudiar Arte Dramático, abandoné la fotografía. Era un vicio muy caro. No había vuelto a pensar en la Fotografía hasta el 2007, durante el rodaje de la película  TRES DÍAS.. Empezaban a salir las primeras cámaras digitales de gama alta y barajé comprarme una. . Unos años más tarde compré una cámara digital, un buen objetivo y me apunté a un curso de fotografía digital. Un par de años después, un amigo director de cine, me enseñó a revelar diapositivas… y empecé poco a poco a interesarme por la fotografía analógica. Hice un curso de revelado y cuando probé la magia del revelado analógico, ya no quise volver a disparar en digital ( salvo cuando me voy de vacaciones ). La foto analógica te enseña a discriminar ( sólo tienes 36 disparos en un carrete ), a no fotografiar a lo loco, a valorar la luz… Y luego está la magia del revelado y el positivado, del hecho de imprimir luz en haluros de plata, la textura irrepetible que da el grano, la emoción de no saber qué has hecho y verlo días, semanas o meses después, de poder palpar físicamente la foto y de sentirte el padre de la criatura desde que disparas hasta que sacas la copia de la cubeta de lavado. Soy amateur, en el sentido más profundo de la palabra: amante de la disciplina y sin formación académica. Sin embargo procuro leer todo lo que cae en mis manos sobre fotografía analógica o sobre los fotógrafos que más me gustan.. Me encantan los clásicos: Bresson, Doisneau, Erwitt, Koudelka, Bruce Davidson, Capa, Vivian Maier, Fan Ho, Anders Petersen, Joel Meyerovitz, Larraín, Cristina García Rodero, Saúl Leiter,… Me encanta estar delante y detrás del objetivo. No puedo elegir, la verdad.

1f0a8915

¿Cómo se lleva la convivencia en casa con otra actriz?  ¿Y con suegra actriz también? Hay empatía, no habláis del trabajo, te dan consejos, etc..

– Compartir la vida con alguien que, como tú, ama y entiende tu oficio, es una bendición. Hablamos del trabajo, entendemos las demandas, las inseguridades, los anhelos del otro…y procuramos echarnos una mano cuando estamos preparando un nuevo personaje. Y si encima tu suegra es una actriz a la que admiras, que ha demostrado tanto talento y es historia viva del teatro, pues imagina la suerte que tengo… me encanta hablar con Beatriz acerca de la profesión ( entendemos este oficio del mismo modo ). Ella debutó con apenas 15 años y apadrinada por nada menos que Antonio Ferrandis…ha conocido y trabajado con todos los grandes.

Casi terminas de pianista al ver Amadeus. ¿Qué obras te han marcado más en tu vida? Y qué personas.

– La película Amadeus me llevó a estudiar piano a los 8 o 9 años. La película me impactó tanto que hace un par de años cumplí con el sueño de visitar Viena, Salzburgo y lugares del rodaje de la película en Praga. Charles Chaplin fue quizá la segunda figura importante que me marcó. Sus películas ( mi padre las tenía todas grabadas ) me llevaron a ser un payaso de pequeño. Aún no sabía que quería ser actor, pero el actor ya estaba allí: disfrazándose en casa, imitando, pidiendo que le grabasen con una cámara de video…. Años más tarde, a los 14,  descubrí a james Dean . En esa misma época leí “La construcción del personaje”, de Stanislavsky y vi unos documentales acerca del Actor´s Studio y otros sobre la Historia del Mimo…el cócktel estaba servido. Con esos referentes me enrolé en una compañía de teatro y aquello me cambió la vida. Ver a Juan Diego ( como ya he mencionado ) actuar en una obra de Bukowsky en Granada en el año 93, me cambió la vida, ya que decidí dejarlo todo y perseguir el sueño de convertirme en actor profesional.

1f0a8705

Cuéntanos algo que no hayas contado antes en una entrevista (sin pensarlo más de 5 segundos)

– Uy, no caigo….

1f0a8889

En tu primer cortometraje compartías protagonismo con Eduardo Noriega y el sonido estaba a cargo de Alejandro Amenabar.. Cuéntanos alguna anécdota del rodaje.. ¿Has mantenido contacto con alguien de aquella primera época? 

– Aquel fue el primer cortometraje que hice en Madrid. No tenía ninguna experiencia delante de la cámara y tenía algunos vicios de actuación adquiridos en la RESAD que ayudaban poco a interpretar de un modo natural. Sin embargo aprendí mucho de aquel primer trabajo. Efectivamente, compartí protagonismo con Eduardo, que era compañero de la RESAD ( él iba a un curso superior al mío ). El director, Carlos Montero, estudiaba en la RESAD y en  la carrera de Imágen y Sonido junto con Amenábar y Mateo Gil. Los tres solían rodar cortometrajes en equipo; cuando uno dirigía, los otros dos llevaban el sonido o se encargaban de operar la cámara. Recuerdo que al finalizar el rodaje, Amenábar me contó que aquél verano iba a dirigir una película que se iba a llamar Tesis. Aquella película supuso una revolución en nuestro Cine.

¿Crees que hay mucha hipocresía en el mundo del espectáculo? 

– Creo que el mundo del espectáculo puede tener un lado frívolo, y dentro de esa frivolidad por supuesto que hay hipocresía: dorar la píldora a los ídolos del momento, no atreverse a disentir públicamente contra según qué corrientes de opinión…son algunos ejemplos de esa hipocresía que no es en absoluto exclusiva de este oficio;  es sólo una faceta más que no define en absoluto al mundo del espectáculo y que se da sólo en determinadas ocasiones.

1f0a9136

¿Qué es lo que mas te gustaría hacer mañana?

– Levantarme tarde, seguir leyendo un interesantísimo libro de Historia de Hugh Thomas, entrenar, ir a ver una exposición de fotografía y luego al cine. ¿Me dará tiempo a tanto?

1f0a8956

¿Te gustaría volver a grabar un remake de Al salir de clase o te negarías?

– A priori no me interesaría… esa es una etapa que ya está cerrada. Le debo muchísimo a la serie, en lo personal y laboral….pero sólo barajaría la idea si el guión fuera algo soberbio y tuviera un punto oscuro que hablase del desencanto de esos personajes 20 años después. Pero hacer un remake como excusa para juntar a unos personajes sólo para deleite de nostálgicos no me parece razón suficiente a priori.

1f0a8714

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s