¡A rebosar con Manuel Zamorano!

El destino lo sentó una noche durante una gala benéfica en mi misma mesa y desde entonces ya lo considero un amigo de esos que se vuelven imprescindibles, porque el tiempo no es un grado y Manuel se ha ganado un pedazo muy grande de mí. Muchos lo conocerán por su faceta televisiva, pero Manuel Zamorano es mucho más, tiene historia, tiene arte, tiene anécdotas y además es muy divertido. Me llevó a su peluquería, donde lleva años ejerciendo su profesión y donde sus clientas encuentran un espacio en el cual sentirse cuidadas y mimadas, para charlar sobre su vida, sus comienzos y lo apasionante que puede llegar a ser trabajar en el mundo de la belleza. Hacía tiempo que quería dedicarle un post y sentarme a hablar con él, pero ha sido justo cuando tenía que ser y no con una charla de periodista a personaje, sino de amigo a amigo.

1F0A4678

¿Tu mayor pasión siempre fue ser peluquero?

Sí, desde pequeñito ya jugaba con las muñecas de mi hermana peinándoles el pelo.

¿Te apasionaba más el mundo de la peluquería o el del maquillaje?

Me gustaba más el pelo, la verdad es que me gustaba todo lo relacionado con el arte, todo lo que fuese diseño de moda, peluquería, maquillaje, pintar cuadros, bailar, todo lo que estuviese relacionado con el arte me gustaba y me sigue gustando. Pero es verdad que siempre me decanté por algo que fuese rápido y que pudiera irme rápido de mi pueblo por eso la peluquería era algo rápido, diseño de moda eran 5 años estudiando, maquillaje también y peluquería era un año, me encantaba y lo hice.

1F0A4971

¿En tu casa aceptaron tu vocación?

En mi casa no estaba del todo bien visto, a mi padre no le gustaba verme jugando con las muñecas y entonces lo hacía a escondidas y lo que si hacía era cogerle los rulos a mi abuela. En casa de mi abuela era como libre, mis padres no veían lo que hacía pero si es verdad que cuando escuchaban la puerta me decían “suelta lo que tengas” y soltaba la muñeca, el peine y me sentaba al lado de mi abuela como si nada hubiera pasado.

¿Nunca sospecharon nada?

Mi padre antes de morir le dijo a mi madre “creo que este está con un chico” pero yo creo que se hacían como los ciegos, en un pueblo de 3000 habitantes era raro por ejemplo que un niño bailara ballet y el problema es que cuando fui creciendo y fui viendo lo que pasaba me tuve que salir porque me pegaban los niños en el colegio, tenía que venir mi madre a por mí, así que creo que mi madre siempre lo supo y mi padre se negaba a creerlo y bueno ahí estuve.

¿A día de hoy te gustaría habérselo dicho?

A mi madre nunca hizo falta decírselo, mi madre empezó a venir a mi casa de Madrid  y vio que compartía piso con un chico, pero claro había una habitación de matrimonio maravillosa y una cutre. La habitación maravillosa era de Raúl y la cutre era la mía y mi madre siempre me decía: “no entiendo la cama que tiene Raúl de dos metros y tu tienes una cama con un colchón de Ikea malísima”. Así que yo creo que ella cuando empezó a venir y vio la relación que teníamos, ya se imagino que estábamos juntos y no tuve que decirle nada.

1F0A4687

¿Te pasó alguna anécdota curiosa durante ese tiempo?

Me acuerdo que nos la llevamos a un viaje a Nueva York y dormíamos los tres en una habitación grande separada por un panel dónde había como otra cama, entonces yo recuerdo la primera noche que dormí con mi madre y Raúl durmió en la cama grande y aquella noche pensé “que coño hago yo con esta mujer, yo me quiero ir con mi novio” y recuerdo que abrí el panel ese y me colé en la cama con mi pareja y Raúl me decía que si estaba loco, que se iba a levantar mi madre, pero en aquél momento ya me daba igual. Claro que cuando se levantó por la mañana y nos vio a los dos allí se quedó (risas)… Yo no quería dejar de hacer un viaje a Nueva York como yo había hecho con mi pareja y yo estar durmiendo con mi madre.

¿Te costó hacerte un hueco en esta profesión?

Yo desde siempre he sido un chico que he luchado mucho por lo que quería, cuando me fui a la academia a estudiar, las profesoras al segundo día me dijeron: “éste ya sabe peinar” y fíjate si sabía que al poco acabé dándole clases a mis propias profesoras.

1F0A4760

¿En serio?

Yo tenía cola en la academia para las señoras que venían y las profesoras les explicaban que no sólo las podía peinar yo, que habían más alumnos. Siempre tuve algo creativo con las manos. Era diferente.

Yo lo que tenía claro es que tenía que ser alguien. Yo podría haber seguido en mi pueblo, allí tenía una peluquería que funcionaba súper bien pero siempre tuve la cosa de que quería ser algo mas, no quería ser un peluquero normal que se conformara con una peluquería, quería más y siempre he querido más.

1F0A4849

¿Te consideras entonces una persona ambiciosa?

He sido ambicioso sin pisar a nadie y sin aplastar a nadie, siempre he querido subir y crecer profesionalmente, me ha costado mucho porque nadie me ha regalado nada. Recuerdo al principio cuando empecé hacer cosas en Sálvame escuchaba que tenía enchufe porque estaba con el director del programa y claro, a mí Raúl me ayudó muchísimo pero yo ya traía un bagaje bastante largo. Con 17 años estaba peinando a Sara Montiel. Con ella hice portadas de Vogue; el Marvellous de MTV, he hecho muchísimas cosas y muchísimos trabajos, yo ya traía una trayectoria.

¿Sara Montiel te abrió muchas puertas?

Sara me aportó cosas buenas y cosas malas. Sara me cerró muchas puertas porque tenía muchísimos enemigos pero también me abrió muchas otras, el mundo de la televisión lo conocí gracias a ella, mi primera aparición pública fue en Tómbola jalándola del pelo para que todo el mundo viese que no tenía una peluca.

Yo empecé ahí pero no sólo me conformé con Sara, buscaba muchísima gente más, trabajaba siempre gratis  de día y de noche, me decían hay una portada de no se qué pero no pagan y ahí estaba yo, y al final cuando siembras y siembras al final recoges. Y yo estoy empezando a recoger de una parte para atrás todo lo que he hecho. Yo ahora me siento una persona valorada porque es verdad que cuando yo empecé con Sara Montiel tampoco me valoraban mucho los profesionales.

1F0A5065

¿Tiene que dejar de existir la persona para que la valoren?

Yo creo que sí, Sara Montiel fue una persona muy importante en este país, pero creo que se fue sin pena ni gloria, no se fue como una grande.

¿Discutías con ella?

Claro que discutíamos y me tiraba los postizos a la cabeza, me acuerdo en el programa de “Noche de fiesta” de José Luis Moreno, las peluqueras de TVE se quedaban flipadas porque me tiraba las cosas (risas) pero era como una madre cuando te tiraba una zapatilla cuando se enfadaba. Yo sigo teniendo las llaves de su casa, que ya la vendieron, pero la sigo conservando con un llavero de un puro que me puso ella. Sara era mi madre de Madrid hasta que se murió conmigo.

1F0A4888

¿Has sentido el rechazo de algunos sectores por salir en televisión?

De hecho yo siempre tengo un hándicap, parece que porque sea el peluquero de Sálvame o colabore siempre con Telecinco y La Fábrica de la Tele, no puedo hacer portadas en Vogue. Algunas celebritis entre comillas me han quitado trabajo porque me han tachado de ser el del Sálvame y yo no soy mejor ni peor que ninguno de mis compañeros de profesión. Siempre me ha dado rabia eso, que no me haya salido trabajo de eso por ser lo que soy pero estoy encantado de ser el estilista de Sálvame

¿Ser un personaje te da más ventajas o desventajas?

Mira lo importante es que cuando una señora venga a tu salón seas quién seas, la señora salga contenta. Es verdad que yo ahora con Cámbiame he tenido la oportunidad de que la gente me vea trabajar en directo, porque es verdad que la gente sabe de mí, hago cambios en Sálvame, transformo a Lidia Lozano, a Chelo, todas las secciones que he hecho pero la gente no me veía trabajar. Pero en Cámbiame tuvieron la oportunidad de verme en faena y para mi ha sido una oportunidad que me dieron Oscar y Adrián (directores de la fábrica de la tele) buenísima. Ellos confiaron en mi y a mí me a repercutido en la peluquería aunque ya tenía mucha gente.

1F0A4655

¿Siempre trabajas en tu salón?

Las señoras llaman a la peluquería preguntando si estoy, porque se piensan que no voy y mi peluquería funciona muy bien porque yo estoy todo los días allí. Sigo trabajando, cortando el pelo y haciendo todo y eso a la gente le gusta mucho. Si es verdad que cuando tu sales en televisión es una gran publicidad pero luego tu tienes que ser bueno.

¿Te desenvuelves mejor peinando a gente famosa o a gente anónima?

Pues sabes qué, las famosas que vienen a mi salón son casi todas amigas mías. En mi peluquería yo no tengo una zona Vip, donde separe a las clientas, de repente puede estar Belén Esteban en una silla y una clienta anónima en otra, es todo muy guay, no las separo nunca. La peluquería es lo que es y todo el mundo es igual, yo no trato a una persona porque salga en la tele mejor ni peor, todo el mundo es igual en la peluquería, porque todo el mundo paga. Entonces es verdad que me lo ponen fácil porque yo también soy fácil .

1F0A4853

¿Hay alguien que te gustaría peinar y aún no lo hayas hecho?

Sí a ti, me encantaría (risas). ¿Sabes qué? Me acuerdo una vez que fui a casa de Sara Montiel y me dijo, “Queko” van hacer una película sobre mi vida y la protagonista sería Jennifer López (yo creo que era algo fantástico como ella era ) risas . Me dijo que vendría dentro de un mes y yo veía que pasaban las semanas y nada. Así que me he quedado con las ganas de peinar a Jennifer López.

Hay una faceta tuya que me encanta que es la moda

Eso es algo innato yo creo, yo arriesgo. Yo recuerdo que lloraba cuando mi madre me ponía ropa que no me gustaba para ir al colegio y cuando salía por la puerta me lo quitaba. Me escriben por instagram pidiéndome que me ponga ropa y yo ayudo a todo el mundo. Intento siempre ponerme cosas y muchas veces las customizo y las adapto a mí.

¿No te ha dado nunca por sacar tu propia línea de ropa?

Pues sí mira, quiero hacer una línea de camisetas y de sudaderas. Llevo tiempo, además las haría pintadas a mano, estoy mirando proveedores, además que mejor yo para darme mi misma publicidad y ponérmelas.

1F0A4611

¿Tienes algún boceto en curso?

Ya tengo mis dibujos hechos, yo siempre que voy en un avión o estoy de vacaciones llevo un cuaderno y me pongo a crear.

¿Te cuesta ligar siendo un personaje conocido?

No me cuesta ligar, yo no tengo redes de ligoteo, pero mi instagram hecha humo, la gente te habla, yo soy educado y contesto a todo el mundo, pero también bloqueo mucho porque te mandan cada cosa… Es verdad que las últimas personas que he conocido y he tenido algo más allá con ellas ha sido por instagram, apenas salgo en el mundo de la noche y no soy de discotecas. No me cuesta pero si es verdad que mucha gente busca mas el personaje que a la persona, hay mucha gente que le gusta el mundo de la tele y muchas veces no sabes si esta por interés o por si quieren conocerte realmente.

1F0A5018b

Fotos: Joan Crisol

Agradecimientos:

Peluquería Manuel Zamorano

Cesar Walls

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s