¡A rebosar con Santi Senso! “Que nadie me diga que jamás voy a sentir el dolor de un parto”

Lo conocí no hace mucho tiempo pero me bastaron solo unos minutos para darme cuenta de que Santi Senso era especial. Definirlo no es tarea fácil y si tuviera que buscar algún adjetivo calificativo sería el de artista. Actor, creador, director, escritor, profesor… nacido en Cáceres en 1979 y afincado en Madrid desde hace años, es uno de los creadores más reveladores de la cultura en España.
Santi lleva más de 20 años compartiendo su lenguaje íntimo por diferentes partes del mundo, lo que ha propiciado el nacimiento de su primer libro “Actos Íntimos” en 2017.

El motivo de su visita viene desencadenado por la presentación de su nuevo Acto Íntimo “Parir. Volver al vientre”, que se estrenará el 11 de Mayo en el teatro de Madrid “La puerta Estrecha” y en cuatro únicas funciones dentro del festival “Surge Madrid”. Senso hace una revisión fuerte sobre su deseo de parir, a su aceptación ante tal imposibilidad y a darle significado a ese deseo.

1F0A6254

¿Defíneme el concepto deseo?

Para mí el deseo aflora cuando yo siento que el mundo me desea. Pero no puedo sentirme deseado sin desearme yo primero, y eso es una aceptación del ego. El ego tenemos que aceptarlo porque es un ego de autoestima. Cuando acepto mi ego de autoestima soy tan poderoso que el mundo me desea, pero cuidado con lo que deseas porque yo lo cumplo, lo acepto y me hago responsable. Yo siempre he dicho que he venido al mundo para cumplir los deseos de los demás.

¿Es fácil enamorarse de ti?

Es muy fácil enamorarse de mi Iván, lo difícil es conservar ese amor, porque soy un kamikaze.

¿Parir, es un deseo frustrado?

Por supuesto, yo tengo un deseo que es el acto de parir, la ceremonia, el ritual del parto, del desgarro, del grito, del dolor, del amor… Entonces para mí es muy frustrante no poder vivir un acto tan poderoso cómo es el del parto. Podría adoptar, podría tener un hijo con una mujer, pero lo que yo deseo es parir.

¿Cómo lo sobrellevas?

Aceptándolo.

1F0A6192

¿Es difícil aceptarlo?

Sí, pero como no soy autosuficiente necesito ayuda, recursos, y por eso una forma de canalizar ese deseo de saber lo que me pasa es llevarlo a un “Acto íntimo”, que no es un espectáculo, sino algo que me sale solo. Necesito escuchar a las mujeres, respetarlas y que su experiencia sea como una nana que calme mi frustración. El deseo que yo tengo de parir pasa por una cosa que es muy frustrante, es muy doloroso, mas tengo que aceptarlo, pero jamás se me va a quitar ese deseo de parir porque forma parte de mi latir.

¿Te duele que te digan que nunca podrás sentir el dolor de un parto?
Pero ¿qué es el dolor? el dolor físico es lo primero que se olvida, nadie puede recordar el dolor de cuando te fracturas una pierna o una muñeca. No puedes volver a sentir el dolor físico una vez que haya pasado. Por eso que nadie me diga que jamás voy a sentir el dolor de un parto, porque he sentido muchas veces el dolor. Es verdad que el dolor de un parto no, pero el dolor no se puede cuantificar y no se puede comparar con nada, la gente que me niega ese deseo son extranjeras de mis emociones.
1F0A6385

¿Te sientes incomprendido?

Sobretodo por algunos sectores que piensan que solo les pertenecen a ellos. Yo a las mujeres las necesito porque a ellas, las que han vivido un parto, son las que me pueden decir y me pueden acompañar.

¿Te llama la atención que sean algunas mujeres las que te den esa negativa a tu deseo?

No todas las mujeres por el hecho de serlo tienen que tener el deseo de parir. Existen mujeres que no tienen el deseo de parir, y en este caso, yo sí lo tengo. Las personas que me atacan o me juzgan me van a herir mucho más, pero jamás me van a quitar el deseo de parir, porque es mucho más poderoso el deseo que la opinión de los demás

¿Consideras que hombres y mujeres somos diferentes?

Somos muy diferentes pero hay sentimientos que nos unifican. Por la cultura que hemos vivido o por donde nos ha tocado nacer nos han educado para sentir exclusivamente cosas de hombres o de mujeres, pero el deseo de parir si lo tengo , y seguro que también lo tienen más hombres.

1F0A6396

¿El impedimento de tener ese deseo ha provocado que tú te rechaces cómo hombre?

Es que yo no deseo ser mujer, soy hombre, estoy encantado con mi cuerpo y me acepto tal y como soy. Es tan poderoso cómo soy  y cómo me acepto, que jamás me he sentido mujer, nunca he querido vestirme cómo una mujer ni siquiera en carnavales. Si fuera el caso me hubiera cambiado de sexo, pero no es así.

Las mujeres tienen el poder de decidir si quieren o no parir, y físicamente la naturaleza a los hombres no les ha dado ese poder de decisión. Yo tengo la frustración, el dolor y la aceptación. Yo no tengo el poder de parir.

Tuviste la oportunidad de hacer algo que particularmente desconocía: el Temazcal

El Temazcal es un rito, una ceremonia donde hacen que te metas en un vientre creado por piedras y telas. La familia indígena Otomí dice que hay que volver al vientre para morir y renacer, y fue allí dónde la chamana (conocedora del cuerpo y alma) me dijo que tenía un alma femenina y que era normal que hubiera ido a esa parte del mundo para tener un encuentro con ellos y experimentar esa vivencia.

Es muy bonito ver como existe este contrapunto ancestral. Ahora los contemporáneos con cómo esta el mundo del feminismo aniquilan este deseo, cuando es muy bonito abrir estos círculos de mujeres a hombres y unificarnos.

¿Ha sido difícil materializarlo todo en una obra?

Muy fácil, porque en mi día a día tuve muchos acercamientos fuertes con ese instinto. Yo no lo tenía censurado, sino muy desarrollado. Yo estuve con una chica que era madre y de manera natural yo empecé a criar a su hijo hasta tal punto que un día me dijo que tenía un instinto natural para tener hijos.

¿Cómo estas viviendo este “Acto Íntimo”?

Este “Acto Íntimo” es una revisión fuerte de mi deseo que me ayuda mucho a la aceptación de que no voy a poder parir. Ahora ¿qué pasa con el “Acto Íntimo” en sí?, ¿qué cosas voy a parir? a lo mejor estoy pariendo ese deseo o la frustración, o estoy sacando y pariendo ese dolor.

De tus “Actos Íntimos” siempre puedes sacar una reflexión .

Yo nunca me someto a un objetivo o una meta, no soy consciente de que hago algo para conseguir algo, me gusta mucho el futuro incierto, de hecho no hay ensayos, miro las cosas técnicas del lugar dónde se va a realizar la obra pero yo nunca ensayo y la gente cuando lo ve se asombra de que no esté ensayado.

¿Y qué podremos vivir?
Lo que sí vamos a poder vivir es cómo va a trascender el género, necesitamos que determinados círculos de mujeres se abran a hombres para ser escuchados y comprendidos. Pero también necesitamos que se abran ambos sexos, porque somos muy diferentes pero a la vez tenemos muchas cosas que nos unifican y nos estamos autocensurando. Por eso siempre digo que el feminismo será abolido por el propio feminismo, porque dejará de existir esa cosa de defender,  porque llegará un momento que no va a ser necesario hacerlo.

¿Consigues parir en esta obra?

No lo sé, va a estar presente darle significado al deseo, a la frustración, al dolor y a la aceptación. Cuando uno acepta cómo es su ego, todo es más liviano y ligero.

1F0A6267

Fotografía Joan Crisol

Estilismo Fede Pouso

Joyas Ethnopur

Camisa ZAGV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s