La crisis de mis 27

Últimamente pienso mucho en lo rápido que pasa el tiempo. Siempre he superado mis peores baches y mis mayores fracasos pensando que con mi edad me podía permitir ese tipo de sucesos, pero ahora no me siento tan seguro de todo eso. No quiero parecer exagerado, ni tampoco quiero ponerme en los zapatos de otras personas mayores que yo, simplemente este es un espacio que he creado para poder desahogarme y escribir sobre cosas que me pasan o interesan.

El fin de este prologo es que ahora me cuestiono todo lo que me rodea y me representa, creo que ya he pasado un tránsito donde he aprendido que quiero y que no quiero y aunque aún no sé muy bien lo que quiero, si que sé lo que no quiero. Parece un trabalenguas pero todo es más sencillo de lo que parece. No soy nada conformista y a menudo me preocupa el futuro, vivo el presente pero siempre preguntándome como afectaran mis actos a mi futuro, eso no lo pensaba antes y ahora me angustio a menudo. Tengo tantas ganas de hacer tantas cosas que creo que me asusta no poder hacerlo todo.

1F0A7599

Cuando era más pequeño me amargaba noches enteras pensando en la muerte, no entendía (ni entiendo) como podemos vivir una media de 80 años y luego estar la inmensidad sin existir. ¿De qué vale haber vivido? ¿por qué todo es tan efímero? ¿nadie sabrá quién soy yo dentro de 600 años? ¿morirá conmigo todos mis pensamientos? ¿solamente seré eso?¿la nada?. Este tipo de preguntas me agobiaban mucho a la hora de dormir, ahora la cosa ha cambiado y he traducido su significado a lo que soy hoy en día. Creo que como decía antes, me asusta irme sin hacer todo lo que me gustaría.
Ahora con 27 me estoy sometiendo a mas presión porque no me puedo permitir no trabajar en aquello que me gusta. Durante un periodo de mi vida aparqué (cosa que no me perdono) mis sueños y aspiraciones por entretenerme en cosas que el tiempo y yo mismo me hicieron darme cuenta del error que estaba cometiendo. Aún recuerdo a una querida amiga que no entendía porqué había aparcado todo y me entretenía con relaciones que no tenían futuro. Bueno, tampoco quiero ser masoquista, porque soy de los que piensan que quizás si no te pasaran esas cosas “malas” no serías quién eres en la actualidad.

1F0A7594
Pero no todo es malo, también estoy aprendiendo el placer de conseguir las cosas por ti mismo y la armonía que produce alcanzar metas después de tanto esfuerzo. Es lo mismo que sucedía cuando te comprabas algo con tu primer sueldo después de haber vivido tantos años bajo la ayuda económica de tus padres, pero cambiándolos por peldaños que te enriquecen como persona.
Cuando tenía 18 años no tenía referentes de personas por debajo de mi edad y a medida que he ido cumpliendo años los tengo tanto delante como detrás y eso no es lo malo, lo malo es darme cuenta por primera vez que el tiempo pasa ( y más rápido de lo que pensamos). No solo pasé del walkman al compact disc y luego al mp3 y después al iPod, sino que también presencié como las pesetas desaparecían para dar paso al euro. Hoy en día, las películas de Disney que yo veía en la pantalla grande se están reestrenando con personajes reales como si fueran nuevas, a las series que arrasaban en la pequeña pantalla ahora se le dedican especiales y a las revistas que antes compraba, directamente ya no se venden. ¿Qué pasó con Súper Pop; Nuevo Vale; Bravo; Club Megatrix (sí, tenía revista) y un largo ect.? Eso por quitar los programas de entretenimiento, aunque gracias a dios siempre que tengo melancolía pongo a Joaquín Hurtado con su “Saber y Ganar” y me quedo más tranquilo.
Lo mismo me pasa con los locales que cierran y dan paso a otros. Con eso me daría para otro post pero me estoy yendo de la línea de inicio. Pienso que cuando escribo mis pensamientos los dejo guardar y hago que estas existan para siempre, esto sólo ha sido una crónica de algo que me llevaba rondando algunos meses por mi cabeza y quiero que se quede reposando para seguir viviendo el presente e imaginando un futuro, porque al fin y al cabo a medida que pasan los años en este escrito se podrá seguir incluyendo más anécdotas y por suerte o por desgracia algún día lo volveré a leer y maldeciré estar pensando esto cuando solo tenía 27. Pero al fin y al cabo, hoy por hoy sigo siendo soy un niño de 27 años (léase en tono irónico) que no sabe nada de la vida.

1F0A7605

Fotografía Joan Crisol

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s